COMUNICACIÓN

NOTICIAS

REGRESAR
¿Cómo interactúan los niños con los robots?
Imagen propiedad de: CICESE-UT3
Nota publicada el 30/ABR/2018 Por Maryleidi Arvizu

Niños son capaces de identificar diferentes personalidades en robots
interactivos.


Investigadores del Centro de Investigación Científica y de
Educación Superior de Ensenada Unidad de Transferencia Tecnológica Tepic
(CICESE-UT3), buscan optimizar la comunicación de robots con niños, a través de
diferentes estilos de interacción de acuerdo a las particularidades del usuario.


Por lo cual, se llevó a cabo un experimento en el que
infantes de entre 6 y 11 años tenían la oportunidad de jugar con dos diferentes
robots para identificar las preferencias y reacciones emocionales provocadas en
los niños por cada robot. La actividad consistía en que los niños debían guiar
a dos robots a través de una prueba de obstáculos, aunque ambos robots tenían
la misma apariencia, su comportamiento eran diferente.


Uno de los robos simulaba tener un tipo de personalidad amable (seguía instrucciones y respondía
con frases motivacionales), y el otro simulaba tener una personalidad desagradable
(no seguía instrucciones y culpaba al niño si tiraba un obstáculo, desalentándolo
a continuar). El objetivo principal del estudio fue el de identificar si
había diferencias significativas en las preferencias y emociones generadas por
cada robot en los niños a diferentes edades.


Los resultados indican que la gran mayoría de los niños de 8
a 11 años reportaron haber distinguido las diferencias en el comportamiento de
los robots, así mismo manifestaron que el robot amable los hacía sentirse cómodos,
mientras que el robot molesto les generaba una sensación desagradable. Por otro
lado, el porcentaje de niños de 6 a 7 años, que reportaron no haber identificado diferencias en el comportamiento de los
robots, y que se sintieron agusto y contentos con ambos, fue significativamente
mayor que el de niños entre 8 y 11 años.


El doctor Juan Martínez Miranda, investigador del
CICESE-UT3, menciona que estos
resultados son relevantes para identificar mejor como los infantes a diferentes
edades reaccionan y se adaptan a diferentes tipos de interacción generada en
sistemas de este tipo, y que pueden utilizarse con objetivos lúdicos,
pedagógicos e incluso terapéuticos. El proyecto es parte del área de investigación interacción
humano-computadora, por lo cual se intenta comprender mejor los procesos
afectivos que se producen entren dispositivos interactivos e infantes.

Además, la investigación busca generar conocimiento que ayude al diseño de robots interactivos
acordes a las características particulares de diferentes grupos de usuarios. Con
la finalidad de mejorar la interacción humano-computadora, por medio de
interfaces amigables, es decir, aparatos tecnológicos que simplifiquen el
intercambio de información de las personas con dispositivos.

Más información sobre la
investigación: https://doi.org/10.1016/j.chb.2018.02.039